Calificación de las cosechas.

2019
Muy Buena (Ver informe ↓)
2018
Muy Buena
2017
Excelente
2016
Muy Buena
2015
Muy Buena
2014
Muy Buena
2013
Buena
2012
Buena
2011
Excelente
2010
Muy Buena

LA COSECHA 2019: “MUY BUENA”

Las buenas condiciones de madurez han dado como resultado vinos intensos con buenas condiciones de estructura en boca y consiguiendo que el carácter varietal esté presente claramente en los vinos.

Según los informes de los Servicios Técnicos del Consejo Regulador D.O. Rueda, la cosecha 2019 se ha visto beneficiada por las buenas condiciones climatológicas, que han permitido que la uva alcance un óptimo estado de madurez y un excelente estado sanitario. No se han registrado accidentes climatológicos que hayan afectado a la calidad.

Estas condiciones han permitido una maduración completa de las diferentes partidas, por los que las condiciones de graduación alcohólica podemos indicar que se encuentran en valores habituales, entre 13 y 13,5, que permite que los vinos tengan una buena estructura, similares a la de la pasada campaña, con lo que el componente de boca se ha visto ampliamente beneficiado. En el caso de la variedad Sauvignon, a diferencia de la pasada campaña, los vinos han mejorado en su carácter varietal, y sin embargo el estrés sufrido no ha afectado a su potencial aromático.

Los vinos de la cosecha 2019presentan las siguientes características:

En fase visual se mantienen las gamas típicas y acostumbradas, que van desde los amarillo pálido a amarillos verdosos, en función de la maceración, siendo este año una campaña que permitía realizar esta técnica para aumentar el potencial, por la buena sanidad obtenida.

En fase olfativa, se mantienen las acostumbradas intensidades aromáticas bajas en gamas que van desde las frutas maduras hasta los vegetales típicos, incluso a ciertos toques tiólicos que pueden recordar a la presencia de la variedad Sauvignon en las mezclas de los vinos, aunque hay levaduras, que sin encontrarse dicha variedad, pueden obtener del Verdejo ciertas gamas de piracinas. Comparativamente con la pasada campaña podemos indicar que se ha visto mejorada la intensidad aromática.

En fase gustativa, los vinos se muestran intensidades altas, alta persistencia con potente estructura de boca con una buena concentración con un final amargo, por con lo que obtenemos vinos más potentes en intensidad y estructura de boca.

Debido a los cambios normativos establecidos en el nuevo pliego de condiciones y los cambios en los tipos de vino,esta campaña es la primera en la que los vinos entran en cata todos bajo el tipo “Blanco” independiente de su composición varietal que será indicada, si así se estima oportuno, en los etiquetados de las bodegas. La composición varietal actual para los vinos tipo “Blanco” se ha establecido en un mínimo del 50 % de variedades principales que son Verdejo y/o Sauvignon Blanc, lo que permite abrir la variabilidad tanto en los porcentajes varietales como la presencia de variedades nuevas, permitiendo la realización de nuevos vinos.